Y al final vino el lobo




Pese a que se venía avisando las jornadas anteriores que se debía salir enchufados para no perder los tres puntos, acabó viniendo el lobo pero no por ese motivo. Cabe destacar también que no suele ser ni un campo y ni un horario que se nos haya dado muy bien en temporadas pasadas, aunque esto no puede servir de excusa en ningún caso.

Domingo a las 12 en el campo del Tiana y el balón empieza a rodar. Partido igualado durante los primeros minutos con ocasiones en ambos lados del rectángulo de juego, para los locales tanto por un error de Romà que solventó el mismo como en varios saques de esquina, en cambio para los visitantes encontrando sitio en la espalda de la defensa con pases de Aleix y Rosas para Cuende que se situaba por banda izquierda del ataque. Poco a poco el Tiana empezó a tener la pelota pero no creaba excesivo peligro hasta que en una llegada al área visitante, el delantero del Tiana es zancadilleado dentro del área, su compañero falla en segunda jugada y el árbitro pita saque de puerta aplicando ley de la ventaja. Error gordo del colegiado.

Y en esta primera parte poco más, muchas interrupciones por lances del juego, tres cambios, dos de ellos por lesiones prematuras en ambos conjuntos, y poco fútbol. Media parte y los dos equipos se iban con una sensación de poder haber hecho algo más en estos primeros 45 minutos.

Empieza la segunda parte con empate a cero y empieza dando la sensación de que nos vamos para arriba. Pero tras una buena ocasión en los primeros minutos, los locales montan la contra en una jugada que aseguraban en la grada que era fuera de juego, para mí también pero me pillaba en el otro lado del campo, que acaba en gol. El Tiana se adelanta y volvía tocar a remar. El gol nos dejó algo KO y ellos aprovecharon para venirse arriba y dieron un paso para adelante. Diez minutos mas tarde consiguen llegar dentro del área y con una vaselina al palo largo ponen el 2 a 0 en el marcador y agrandar así la brecha.

acta3

Pero no queríamos caer tan fácilmente y apenas 3 minutos después Rosas se creó una falta en la frontal que convirtió el mismo por encima de la barrera y nos metió de nuevo en el partido. Se luchó por el partido y nos volcamos arriba con otra falta de Rosas y algún centro al área que nos podría haber dado el empate. El partido se volvió un corre-calles, entre el cansancio y la clara apuesta ofensiva había muchos espacios. En uno de estos espacios y en otra contra, nos marcaron el tercero lo que hizo esfumarse la oportunidad de sacar algún punto. 3 a 1 y primera derrota.

Aunque no era el resultado que quería, veo necesario decir que es un campo en el que creo que muchos equipos se dejaran puntos y un rival que considero que sabe jugar bien el balón y al igual que sus bazas. Solo queda asumir la derrota, aprender de los errores y llegar al partido de la semana que viene en casa y contra el Canet, con más ganas aún.




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*