Poco se puede hacer cuando la pelotita no quiere entrar




Tras la derrota de la semana pasada en el campo del Tiana, el equipo no quería fallar y por eso se necesitaba concentración. El Canet es un antiguo rival de la categoría, con el que el año pasado luchamos la promoción hasta la penúltima jornada, junto a Sant Vicentí que nos ganó la partida. Debido a esto y también por la derrota de la jornada anterior, el equipo salió mentalizado de que los tres puntos se tenían que quedar en casa.

Con esa directriz salió el equipo, teniendo claro que se tenía que dar todo para conseguir un buen resultado. Estábamos muy metidos en el partido, con mucha calma y llevando el ritmo del partido mientras se tenía la pelota y presionando al instante de perder para poder así recuperar en tres cuartos y estar cerca de su portería. Por su parte el Canet, sobretodo los primeros minutos, rompía muchas pelotas arriba y pese que alguna intentó jugar no lograron tampoco crear demasiado peligro.

Marcábamos el ritmo, teníamos calma a la hora de tocar la pelota y empezamos a generar ocasiones ya fuese llegando por bandas ganando la espalda de los laterales o tras colgar pelotas a balón parado. Parecía que el gol estaba por llegar de nuestra parte, cuando en una pelota colgada a la frontal por parte de los visitantes se les concedió una falta en la frontal cuando el delantero controlaba de espalda a la portería. Potente chute al palo del portero, Bernat despeja a un lado y es batido después de ganarnos la segunda jugada. El Canet haciendo muy poco se adelantaba en el marcador, 0 a 1 a la media parte y resultado injusto.

Pese a que sabíamos que esa era la línea a seguir, no siempre es fácil de encajar un golpe así, pero lo asumimos sin tapujos. Salimos a la segunda parte sabiendo que teníamos que seguir jugando así ya que en el momento que entrase una, entraría alguna más. Seguimos tocando y seguimos presionando arriba sin dejar jugar. Intentamos marcar de diferentes maneras pero o bien el portero con buenas paradas, el árbitro con algún fuera de juego algo justo o la falta de acierto de cara a puerta, nos privaron de conseguir el empate en los primeros minutos del segundo tiempo.

Minuto 55, un saque de esquina a favor nuestro y tras quedar el balón en la frontal, nos la roban y facilitamos su contra. Tres contra dos en una contra muy bien llevada por el Canet y vaselina al palo largo tras la salida de Bernat. 0 a 2 y la cosa se ponía muy complicada para nosotros. Además del resultado, diez minutos después y tras una posible falta sobre Guille que le robaron la pelota, patada a destiempo del mismo Guille sobre el delantero rival y roja directa. Media hora por delante y con un jugador menos, la cosa se ponía fea.

cabrils_canet

El equipo ya no volvió a ser el mismo, como se puede comprender. Más imprecisiones en los pases y con ello pérdidas de pelota. Ellos olieron sangre, dieron un paso adelante y pusieron un puntito más. Empezaron a morder algo más arriba, al tener más pelotas en su posesión empezaron a crear algo más, aunque tampoco en exceso y lograron el tercero para agrandar la distancia en el marcador. 0 a 3 resultado final.

Una lástima el resultado ya que no se jugó nada mal. Se demostró intensidad desde el minuto uno, jugamos a tenerla como queríamos y creamos ocasiones, una pena que el esférico estuviese tan caprichoso. Para ser algo autocrítico, podríamos mejorar en la gestión de los nervios tras el segundo gol. Nos salimos del partido, acelerándonos y volviéndonos imprecisos, luego llegó la expulsión y todo se precipitó. Si quizás no nos alterásemos y fuésemos capaces de seguir haciendo nuestro juego, otro gallo cantaría, pero eso es muy fácil decirlo lesionado desde la banda, muchas veces dentro del campo la realidad es bien distinta. Así que no nos queda otra que levantar la cabeza y mirar hacia adelante. Toca seguir trabajando durante la semana para poder llegar el sábado al campo del Juventus y recuperar la senda de la victoria.




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*