hombres mayores - Los señores mayores y vivir por encima de nuestras posibilidades

Cuando era pequeñito siempre pensaba en cómo se podían hacer cosas como construir un puente, gestionar un país, levantar un rascacielos o llevar al hombre a la luna. Siempre que le daba vueltas a estos asuntos acababa llegando a una conclusión: hay unas personas mayores que saben mucho de esas cosas y se vuelcan por el bien común para llevarlo a cabo. Hasta ahí y con fantasía bien, el problema empezó cuando crecí y la situación político-económica mundial se truncó. Entonces no solo descubrí que estas personas mayores se equivocaban por su propia avaricia, sino que además nos hacían culpables a nosotros y como si de un partido de fútbol se tratase, nos enfrentan para que al final ellos sigan ganando, como siempre. Es por ello y con las esperanzas de truncarle el sueño a esos que nos quieren enfrentar para seguir ganando, que quiero relatar lo sucedido estos años tal y como yo lo veo y no como ellos quieren hacerme ver que es.

Cuando estalló la crisis, el paro creció y los desahucios se empezaron a precipitar, estas personas mayores nos decían que la culpa era nuestra por haber gastado por encima de nuestras posibilidades y haber comprado casas que no podíamos pagar, pero que posibilidades? La gente iba al banco, le pedían su última nómina y el señor mayor del banco le decía hasta donde podía pedir, muchas veces por encima de lo solicitado. Sin quitar parte de responsabilidad al cliente, de que posibilidades hablamos? De las que te daba el banco por boca de un profesional del sector? En fin. La primera que nos hicieron de muchas que estaban por venir.

vivir por encima de sus posibilidades - Los señores mayores y vivir por encima de nuestras posibilidades

Otro aspecto muy resaltable de esta crisis de las personas mayores que lo sabían todo, es el asunto de la obra pública. Es curioso como defensores de la economía de libre mercado, oferta vs demanda, era los más predispuestos a pedir dinero a “Papa Estado”. Además los hay de todos los colores: PP y su gurtel, PSOE y sus ERES o CDC con su 3%, por poner algunos ejemplos. Y el problema de estas situaciones no es que se lleven una parte en dinero negro, el problema es que el dinero no se destina para lo que estaba destinado. El dinero de los cursos de formación de Andalucía no fue a la gente que lo necesitaba sino a los amiguetes que se lo llevaron crudo, el dinero destinado a infraestructuras españolas se dedicó a financiar proyectos innecesarios que simplemente untaban a unos pocos y dejaban aeropuertos sin aviones (como el del abuelo), estaciones del AVE si pasajeros o autopistas sin coches para que puedan ser rentables.

Pero estas personas mayores que tanto sabían no paran de sorprendernos. No solo no sabían tanto, no solo se equivocaban y no solo se lo llevaban muerto, encima se intentan ir de rositas y confrontarnos entre nosotros. Para ello tenemos discursos como el de Pujol recurriendo a la herencia del padre, los de la Sra. Cospedal y su cobro en diferido, los directores de banco responsabilizando a jubilados de su ruin estafa, la infanta y su no me consta o Ana Mato y los Jaguars mágicos que aparecieron en su garaje. Está claro que en el aspecto de las responsabilidades nos queda mucho por aprender y sino solo comparar el caso del aeropuerto de Berlín , su sobrecoste y la dimisión de su alcalde. Con la cantidad de sobrecostes que se han tenido aquí y lo único que hemos visto ha sido ratas saltar del barco hundido.

rato y su campana - Los señores mayores y vivir por encima de nuestras posibilidades

Y lo peor de todo es que siempre acabamos pillando los mismos, la población de a pie. Si los bancos te endiñan una hipoteca de lo que no necesitas, te quedas sin trabajo y no puedes pagar, te quedas sin casa pero con deuda. Si los bancos te engañan con unas preferentes, la culpa es del abuelo que no sabía lo que firmaba y no el profesional del sector que lo recomendaba. Si los bancos se arruinan por no estudiar préstamos y ofrecer hipotecas a gente sin liquidez, amenazamos con corralito y pedimos una ayuda a “Papa Estado” para salvar el ahorro de los españoles. Si los partidos políticos se financiaban de manera ilícita haciendo construcciones deficitarias, ahora que se evidencia que no son rentables las salvamos con dinero público y hacemos públicas las pérdidas. Y lo peor es que todas estas personas mayores que se han ido “equivocando” cobraban mucho dinero por las responsabilidades de sus puestos, sin embargo, en el momento que salta la liebre sus responsabilidades desaparecen y se cogen a un clavo ardiendo para salvar su culo. De que servía cobrar tanto dinero por la responsabilidad del puesto, si cuando sale a la luz un error limpian sus responsabilidades? O eran unos malos responsables y necios detectando errores, por lo que no se merecían ese sueldo o eran los que tomaban las decisiones y por lo tanto principales culpables, no?

Con mucho más que decir, pero sin ganas de seguir dándole vueltas a lo mismo, me gustaría acabar este artículo con una reflexión sobre el tema. Por todo lo que he visto y vivido hasta ahora y que cuento aquí, mi teoría de las personas mayores que sabían lo que hacían era real, no tanto lo de remar todos por el bien común. Sabían muy bien a quien debían corromper, sabían muy bien de qué manera hacerlo, sabían muy bien a quien utilizar de parapeto, sabían muy bien como exculparse de todo y para acabar, sabían muy bien hacer que nos peleemos entre nosotros, tirándonos casos de corrupción a la cabeza entre nosotros como si de unos hooligans de equipos de fútbol se tratase. De verdad queremos darle ese placer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *