destacada - Mirándome en un espejo de hace un año

La crónica de este fin de semana no será una crónica al uso. Tal y como podéis ver por el resultado, el partido no tuvo mucha historia. Por lo tanto entrar a valorar cada gol, pensar en que se pudo fallar o cual era el mejor planteamiento para ganar el partido, no creo que tenga mucho sentido. Así que trataremos de hacer una crónica más centrada en las sensaciones que me dio el partido y no tanto en lo futbolístico que creo que con el 8 a 1 del marcador queda bastante claro.

Estamos hablando de un partido que a la mayoría del equipo no le venía de gusto jugar, tanto durante la semana como el mismo día del partido se podía tener esa sensación de que si no fuese por la sanción al club, lo mejor para el partido de ayer era no presentarse y perderlo tres a cero. Pero como representamos a un club serio, sabíamos que tocaba ir allí y dar por lo menos la cara.

12 del mediodía, jugando algo lejos de nuestro pueblo, éramos trece en convocatoria con 2 juveniles, gente tocada dentro de la misma y esas sensaciones de tener pocas ganas de jugar. En frente, todo lo contrario y de ahí el título de este post: un equipo que me recordaba al nuestro la temporada pasada. A falta de tres jornadas dependen de ellos mismos para acabar en puestos de promoción, estaban todos a la hora y uniformados, música en el vestuario, cambios en el banquillo, una cámara grabando el partido, un aficionado con un bombo,… y muchos otros detalles que hacían evidente las claras diferencias en las dinámicas de los dos equipos.

acta23 - Mirándome en un espejo de hace un año

Con estos prolegómenos arrancó el partido y las diferencias de momentos no se tardaron en ver. Minuto 5 y ya íbamos por detrás en el marcador. Pese a que aguantamos hasta llegar el segundo, fue llegar el segundo y precipitarse el resto. Del 1 a 0 al 5 a 0 en veinte minutos (del 25 a 45). Final de la primera parte y final del partido para nosotros, pese a  quedar 45 minutos más.

De la segunda parte no puedo contar mucho, ya que me lesioné y no vi mucho de lo que quedaba. Minutos de la basura por lo escuchado, acabando el partido con 10 por otra lesión de nuestro equipo y 8 a 1 final. Ellos seguirán luchando por su objetivo y nosotros seguiremos esperando a que esto acabe.

Ya sé que últimamente el discurso puede parecer rutinario, pero es el que es y creo que salirse de él sería faltar a la verdad. Por ello, seguiré escribiendo estas dos semanas que quedan. Considero que si decidí escribir sobre mi equipo y temporada amateur debo acabarlo, ya que no solo se debe escribir de las cositas bonitas; las malas también existen y toca hablar de ellas. Que en los buenos momentos es muy fácil subirse al barco ganador, lo dificil es seguir remando cuando el barco se hunde, por lo menos respeto y compromiso.

One thought on “Mirándome en un espejo de hace un año”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *