Crónica de “Más es más” de Alejandro Sanz: un concierto lleno de momentos mágicos que, por suerte o por desgracia, será irrepetible




 

Por suerte para el que estuvo y por desgracia para los que no pudimos ir, fue un concierto único y homenaje: no habrá gira de Más es más, participaron muchos amigos, conmemoró los 20 años del disco y sirvió de despedida musical para el estadio Vicente Calderón.

Hoy quiero confesar que Alejandro Sanz fue el primer artista que fui a ver en directo. Además también fue la primera vez que fui al Palau Sant Jordi, al que he vuelto a ir a muchos otros conciertos pero ninguno como ese primero. Ese sonido, esa banda, ese coro, ese público cantando, ese gran espectáculo que me dejó con la boca abierta. Fue para la gira del “Alma al aire”, la gira posterior a la que se conmemoraba en el concierto del pasado sábado. Por eso me hubiese encantado ir, porqué con Más en el coche de mi madre descubrí y me empapé de Alejandro Sanz, pero todo en esta vida no se puede y el hecho de estar liado con exámenes lo hizo imposible.

cartel

El concierto tuvo de todo, invitados esperados, invitados sorprendentes, un escenario cambiante que era alucinante y momentos, muchísimos momentos, en los que me quiero parar y de los que tratará este post. No quiero hacer una crónica al uso, para eso ya están los medios tradicionales que disponen de muchísimo material, tenían acceso al concierto y todo lo demás. Quiero hacer una crónica de esos momentos que me transmitieron algo, ya sean una sonrisa o una lágrima.

Como digo, fueron muchos los amiguetes que vinieron a colaborar: Antonio Orozco, Miguel Bosé, Vanesa Martín, Malú, Dani Martín, Pablo Lopez o Manu Carrasco, entre otros, pero yo me quedo con otros momentos. Por ejemplo el momento de la Niña Pastori que entró con un piano móvil para acabar “Cuando nadie me ve” y siguió para emocionar a todos con el ya mítico “Cai”.

Guerra-Sanz-1000x600

Reencuentros especiales como con Pastora Soler cantando “Si hay Dios”, que volvió a los escenarios este 2017, “Corazón Partido” interpretado con la guitarra magistral de Vicente Amigo o “El alma al aire” con Pablo Alborán. Otros de los mejores momentos, que para mí estuvieron un paso más arriba que los anteriores, fueron con David Bisbal y el mítico “Y si fuera ella” donde Alejandro manda callar a toda la banda y solo canta el Calderón como sí del himno del Atlético tratase. Y para acabar de comentar las colaboraciones que más me gustaron me quedo con la versión de “Desde cuando” con Juan Luís Guerra, que le dio un toque muy suyo a la versión y “Amiga Mía” con la grandísima India Martínez, que transmitía algo más que simple imagen y sonido.

solo

Pero al margen de cantar muchas canciones con amigos y compañeros de profesión, de los que ya aviso que me he dejado unos cuantos, también hubo tiempo para quedarse a solas Alejandro Sanz y su público, principal culpable de que se hiciera este concierto histórico. Pero aquí también me quedaré con dos momentos. El primero tras fingir que se acababa el concierto, aparece sentado en un piano que se va moviendo por toda la pasarela que se adentra entre el público mientras suenan los acordes de “Lo ves”, solo ellos dos, el piano y Alejandro cantando a un Calderón en éxtasis. El segundo con una mítica canción “Tu letra podrá acariciar”, donde esta vez con una guitarra y al final de la plataforma, el cantante es elevado unos metros y deja de cantar y de tocar. Simplemente calla, deja de tocar y se limita a escuchar a su público con los ojos humedecidos. Sin duda uno de los momentazos de este concierto.

Y hasta aquí mi crónica de lo que he vivido viendo este concierto por Youtube. Sin duda os invito a que lo busquéis, adjuntaría un enlace pero tiene copyright y dura muy poco, simplemente poniendo “Más es más concierto completo” suele salir un vídeo de unas cuantas horas. A mí me recordó ese primer concierto vivido en el Sant Jordi en esa gira del Alma al aire, sin duda uno de los mejores broches que se podía llevar el estadio Vicente Calderón.

2 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*