Sin rodeos: una buena excusa para ir a reír al cine

Sin rodeos

Sin rodeos, la recién estrenada película de Santiago Segura y Maribel Verdú, te asegura un buen rato en tu sala de cine favorita

Ya hacía bastante que no iba a una sala de cine para ver alguna película interesante. Aprovechando que este fin de semana mi equipo descansaba, miré la cartelera y decidí ir a ver: Sin rodeos. Había visto alguna promoción en programas que sigo, tanto del mismo director, Santiago Segura, como de las actrices Maribel Verdú o Toni Acosta. Así que sabiendo poco más que el argumento decidí ir a verla y para poder traerla hoy a “El vídeo de la semana”

Como podéis ver, el argumento es claro: Una mujer que está sobrepasada por su vida y su entorno, hecho que se hacer evidente en diferentes situaciones, intenta solucionar su problema a partir de un brebaje especial que le ofrece un curandero de la televisión. A partir de ahí, la vida le cambia de la noche al día y sin acabar de entender lo que le pasa.

Podríamos decir que Santiago Segura ha vuelto al terreno donde él se siente cómodo: la comedia. Sin llegar a extremos como los que podemos encontrar en películas como la saga de Torrente, sí que podemos encontrar un par de semejanzas que me gustaría comentar aquí.

Por una banda, podemos encontrar un extracto aumentado y exagerado de la realidad actual. El choque de dos generaciones, además de muchos otros choques intermedios, debido a que las prioridades entre generaciones han cambiado y muchas veces colisionan.

Por otra banda, tenemos los famosos “amiguetes”. Sin ser tan excesivo como en la saga Torrente, la rueda de famosos que van saliendo en el film, apareciendo en diferentes situaciones y escenas, es un no parar. Candela Peña, Alaska, David Guapo, Daniela Blume, Enrique San Francisco, Diego Martín, y muchos otros que seguro que me dejo.

santiago segura se rodea de televisivos en sin rodeos reference - Sin rodeos: una buena excusa para ir a reír al cine

Sin ser una gran película, Sin rodeos, se deja ver bastante bien. Pasas un buen rato, te ríes con según qué chistes y escenas, además ejemplifica una realidad muy palpable en la sociedad actual mediante la exageración de escenas de la vida real. Tampoco está cargada ni de escenas de sexo ni drogas o adicciones, por lo que es bastante blanca y se puede ver con toda la familia. También diré que una niña o un niño, no creo que disfruten del todo viéndola, no es su temática, pero quizás les podría llegar a hacer gracia encontrar a esas personas que conocen de la tele. Así que ya sabéis, si vais al cine sin tener claro que ver y queréis reír un rato, entrad a Sin rodeos. Si lo que buscáis es una película que os haga pensar, que os marque o que pueda ocupar un sitio en el olimpo de tus películas, Sin rodeos no es tu opción.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*