Play Station 1 (PSX), tarde, pero acabó llegando a mis manos

Play Station, pese a que ya la pude disfrutar bastante en casa de mis amigos, tardó en llegar a mis manos, pero cuando llegó, no pasó desapercibida.

Play Station X, aunque para mí siempre será la Play Station 1 o simplemente “La Play”, fue una verdadera revolución en el mundo de las consolas, por lo menos en mi entorno. Es por ello que no podía faltar en mi serie Retrogaming. Se pasaba del cartucho al CD, del no poder guardar a tener una memory card, de un mando con tres botones a uno con 4 + 4, la gran diferencia gráfica y el potencial como consola, no se puede comparar. Por no hablar del Multi Tap, las demos que regalaban con las revistas de Play Station y los diferentes sistemas de pirateo,….

En mi posesión, la Play Station 1 llegó bastante tarde, yo era feliz con mi Mega Drive, pese a que ya empezaba a ir a casa de amigos y conocidos donde se me hacía la boca agua probando la consola. Pero justo el mes que salía la Play Station 2 y cuando un conocido se deshacía de la suya, me cayó la ansiada Play Station 1.

Pese a a la tardanza en llegar a mis manos, me llegó pirateada y eso para mí fue gloria bendita. También quiero dejar claro que no soy muy fan de la piratería, pero bien es cierto que en esa época la piratería era como el tabaco a principio de los 60, no se entendía ningún punto negativo por el hecho de piratear. Con esa consola pirateada fui muy feliz, pude disponer y probar un sinfín de juegos, de todas las temáticas, algunos buenos y otros una mierda, pero pude experimentar juegos al margen de los más típicos o conocidos.

Para la Play Station 1 también haré mi TOP 3 de juegos, que pueden entrar por horas jugadas o simplemente porqué me marcaban. Pero antes de empezar este top 3 y para entrar en profundidad, me gustaría mencionar Metar Gear Solid y ISS Pro, de los que hablé en TOP 5 HISTÓRICO: JUEGOS A LOS QUE MÁS HORAS LES HE ECHADO y no quería repetir hoy. Hecha la mención, pasemos al TOP 3 de juegos de Play Station 1:

Tomb Raider II:

Este juego me hace recordar muchos buenos momentos y tengo que confesar que, para poder hacer este post me ha entrado nostalgia al recordar las horas que me pasé con dicho título en concreto y buena parte de la saga en general.

Luchando contra el tigre en la primera escena, saltando entre rocas, por los canales de Venecia, ya fuese matando enemigos o a toda velocidad con la lanchas. Recuerdo repetir misiones una vez tras otra por no pillar las mecánicas del juego, esos gráficos que me parecían perfectos pero que ahora me parecen cutres u horas y horas dedicadas en casa de Lara Croft, donde podías hacer un circuito de obstáculos exterior, matarte tras tirarte de cabeza o encerrar al mayordomo en la nevera de los jamones.

Un gran juego, que me introdujo en una buena saga y que sin duda me divirtió un montón.

Spyro The Dragon:

En este caso, pensar en Spyro The Dragon me hace recordar a una persona: mi hermana. Con ellas nos pasábamos el juego y nos lo volvíamos a pasar, era de los pocos juegos a los que podíamos jugar juntos: yo me divertía lo suficiente compartiendo esas horas de vicio con mi hermana menor y ella prefería jugar a este juego que a cualquier otro de mi colección.

Era un juego muy completo, muy bonito de ver, con un mundo y personajes únicos, unas dinámicas de juego más que logradas y una historia lo suficientemente divertida como para engancharse.

Puedo entender que para muchas personas no sea un juego digno para estar en el top 3 de juegos de Play Station 1. Pero para lo que a mí me representó, los buenos ratos que pasé con mi hermana y las horas que le dediqué, considero que Spyro the Dragon debía estar, más aún cuando en breves saldrá la remasterización de la trilogía: Spyro Reignited Trilogy.

Tekken III:

Cualquier persona que haya jugado a la Play Station 1 ha jugado al mítico Tekken III. Además era el típico juego que venía en las primeras demos que habían para dicha consola y por lo tanto lo tenía todo el mundo.

Eddy con sus movimientos de capoeira, Yoshimitsu y su Harakiri, Paul y su puño potente que costaba un montón preparar, el tronco que se transformaba en el rival que quisiera, el protagonista Jin y su puño eléctrico o Hwoarang y mi introducción al arte del Taekwondo.

Una saga que yo no seguí en exceso, pero que sí que me dio un montón de horas de vicio, con diferentes tipos de amigos, en mi casa, en el camping, en casa de mis tíos, en casa de mis amigos, en la ludoteca,… la clave, picarnos un poquito y hacer unos combos, el plan perfecto.

Sinceramente, quería seguir este Top 3, ampliarlo hasta el Top 5 y meter dos juegos como Dino Crisis y Final Fantasy XVII, pero llevo unas semanas algo justo de tiempo y lo dejaremos aquí. El primero me encantó como historia y la disfruté como los jovencillos de ahora disfrutasteis el Uncharte 4, salvando las distancias y los años, recuerdo disfrutar de manera parecida. Y también me gustaría hacer una especial mención a Final Fantasy XVII, un juego mítico de esta Play Station 1 que nos marcó a la mayoría y que se convirtió en un buque insignia de la consola y de una generación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*