Durmiendo en el Amazonas, una experiencia inolvidable

Durmiendo en el Amazonas fue la primera parada del viaje en tres semanas realizado a Perú del que hablamos en el post resumen de esta semana.

Durmiendo en el Amazonas ha sido una de las experiencias que más ha marcado mi viaje sin duda. Han sido unos días en los que claramente se cambia la rutina diaria, las costumbres y tu manera de hacer, además de poder conocer personas, comunidades y paisajes que jamás pensé que podría llegar a conocer. Por todo ello y para que no se me escape nada, expondré los apuntes tomados en mi diario personal del viaje para poder trasladar, de la manera más detallada posible, como ha sido el día a día de esta parada.



Booking.com

Como ya dije en el post: Perú en 3 semanas, este viaje lo hicimos, mi hermana y yo, a través de la agencia Ecológical Jungle Trips y cogimos un paquete de 4 días y 3 noches en la selva. Hay diferentes packs y dentro de cada pack hay flexibilidad luego in situ, por lo que es bastante fácil encontrar una combinación que sirva para tu viaje. Una vez dicho esto pasemos a analizar cómo fue el día a día.

IMG 5509 e1534413464993 - Durmiendo en el Amazonas, una experiencia inolvidable

El primer día amanecimos en Lima, donde nos pasaron a buscar a la 3 a.m. y volamos a Iquitos. En el aeropuerto nos esperaba Diego, que nos recogió con una furgoneta y nos llevó a su oficina en el centro de Iquitos. Ahí esperamos a un grupo de 4 vascos que también venían con nosotros, más otros dos granadinos que pasamos a buscar en última instancia por el aeropuerto. Cuando ya estábamos todos, mi hermana, los vascos, los granadinos, los guías y yo, conducimos durante hora y media de Iquitos a Nauta. En Nauta desayunamos, compramos los bártulos que nos faltaran para nuestros días en la selva, en mi caso solo una linterna (repelente y poncho ya tenía), nos dirigimos al puerto donde nos esperaba una barca que, tras hora y media de navegación por Amazonas y afluentes, acabamos llegando a nuestro campamento base.

IMG 6078 - Durmiendo en el Amazonas, una experiencia inolvidable

El campamento base constaba de una estructura elevada de madera, donde había diferentes estancias: cocina, comedor, habitación de la familia, habitaciones y lavabos. Llegamos, nos acomodamos en nuestras camas con mosquiteras, comemos y hacemos nuestra primera salida por los alrededores del campamento. Ahí ya nos separamos en dos grupos de 4 personas que quedarían así hasta el final. En esta primera vuelta vimos los diferentes árboles y sus propiedades, vimos monos a su bola, sapos copulando y poco más.

Volvemos al campamento y, tras descansar un ratito para que baje el sol, volvemos a hacer la misma ruta, esta vez de noche. Con la noche aparece más fauna y podemos ver una tarántula, una mariposa búho, otros sapos y unos tucanes. Una buena toma de contacto para volver al campamento, cenar e irnos a descansar para el largo día que nos espera al día siguiente.

IMG 20180725 WA0038 - Durmiendo en el Amazonas, una experiencia inolvidable

Nos levantamos a las 4:30 de la mañana, bajamos en nuestra barca sin encender el motor justo hasta donde desemboca nuestro afluente al rio Marañón. Bajando nos saltan peces a la barca y empezamos a ver a algunos delfines saltar. Nos paramos justo en la desembocadura y empieza el espectáculo: el cielo cada vez se va llenando de colores, justo con la salida del sol, mientras los delfines, tanto grises como rosados, van saliendo a saludar. Los primeros no saltan del todo, pero los rosados se dejan ver una y otra vez. Lo dicho, una postal que nos deja abrumados.

IMG 20180816 114822 - Durmiendo en el Amazonas, una experiencia inolvidable

Como esa noche dormimos en la selva, toca preparar todo lo necesario para el camping tras volver al campamento base a desayunar. Subimos nuestro afluente, el que será nuestra carretera diaria, damos de comer a una Mama Vieja que nos encontramos y llegamos a una laguna donde decidimos que será nuestro lugar donde pasar la noche. Montamos el camping, colgando hamacas con mosquitera a los árboles, con lianas haciendo de cuerdas y palos haciendo de vientos. Una vez preparado el campamento toca ir a pescar nuestra comida.

Salimos a pescar, algunos con más suerte que otros, mientras uno de nuestros guías se queda preparando el fuego y algo de arroz. Tras llegar con nuestros peces, los freímos junto con unos plátanos y ya tenemos menú: arroz con plátano y piraña frita. Una vez acabada la comida toca descansar con una siesta de hamaca.

Tras el merecido descanso toca volver a salir para pescar la cena, esta vez mientras se va el sol por la laguna. Pescamos algo con un precioso atardecer y volvemos al camping. Esta vez hacemos una deliciosa sopa de pescado, que a la vista no tenía la misma pinta que al gusto, simplemente deliciosa. De segundo, un plato de espaguetis al ajo bastante sabrosos. Segunda y última comida de camping lista, ya estamos listos para nuestra salida nocturna por la laguna.

IMG 5873 - Durmiendo en el Amazonas, una experiencia inolvidable

Nos subimos a la barca y tras hora y pico de silencio, estrellas y luna, acabamos llegando a un lugar donde nuestro guía Adriano sospecha que puede haber lagartos grises. Ahí encuentra dos pequeños lagartos grises, mini cocodrilos, con los que nos hacemos unas fotos y los dejamos en paz. De vuelta al camping y a dormir.

IMG 5883 - Durmiendo en el Amazonas, una experiencia inolvidable

Por la mañana nos despertamos, desmontamos el camping y bajamos al campamento base. Antes de llegar nos encontramos a unos monos, paramos y les damos una naranja para comer, solo uno se atreve a bajar y se pone las botas. Una vez desayunados, volvemos a montar en barca para ir a un pueblo en la misma selva: Libertad.

Nos enseñan el pueblo, las pulseras y artesanías que ellos hacen, compramos algunas, nos dejan entrar al colegio donde los niños se encuentran en el recreo. Hablamos con profesores y algunos alumnos para intentar entender su día a día. Tras cuadrar los gastos de las pulseras con otros gastos en el pueblo en cervezas, no había cambio, volvemos al campamento base, donde el resto de compañeros se van y nos quedamos solos mi hermana y yo.

IMG 5936 - Durmiendo en el Amazonas, una experiencia inolvidable

Volvemos a salir a pescar, ya los tres solos (guía y hermanos) y como no había pescado nada los otros días se fija como objetivo. Acabo pescando un pez gato, bastante grande y me desquito de la mala pesca de los otros días. Volvemos para cenar y le comentamos la opción de volver a ir a ver la salida del sol, para volver a ver delfines ya que tanto nos había fascinado. Acepta la proposición y nos vamos a dormir para poder madrugar.

IMG 20180725 WA0031 - Durmiendo en el Amazonas, una experiencia inolvidable

Último día en la selva y lo queremos empezar con la mejor experiencia vivida hasta entonces, pero no todo es tan fácil. Hoy hay mucha nube y la salida del sol ni se ve, además los delfines están más tímidos. Esto nos deja claro una cosa y es que la selva no es un cuadro. En ella pasan cosas maravillosas, pero debes estar en el momento que ocurre y preparado para no perdértelo. Es una obra de arte, pero viva, no estática.

Nos queda una última excursión por la selva, en la que apenas vemos cosas y la realidad es que nuestra capacidad de asombro baja. Es triste, pero empiezas a naturalizar cosas que hace dos días te parecían fascinantes. Acabamos bebiendo agua fría cortando una liana que Adriano nos recomienda y vuelta al campamento para poner fin a nuestra aventura en la selva.

Y hasta aquí esta primera etapa vivida, Durmiendo en el Amazonas, explicada con detalle para intentar transmitir al máximo las experiencias vividas. Sin duda una parada que no dejará indiferente pero que solo será la primera de este Perú en 3 semanas que solo acaba de empezar. En breves la siguiente etapa: Paracas, Huacachina y Nasca, costa sud-oeste peruana.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*