Paracas, Huacachina y Nazca, segunda parada del viaje por Perú

Paracas, Huacachina y Nazca, eran los siguientes destinos del viaje y las expectativas al respecto no estaban por las nubes, quizás por ello salimos contentos con lo vivido

Paracas, Huacachina y Nazca, eran esos destinos que habíamos marcado en el mapa, sin saber mucho de ellos y sin esperar mucho al mismo tiempo. Teníamos más en mente experiencias como la comentada la semana pasada, la del Amazonas, así como todos los destinos de Cusco, el Cañón del Colca o dormir en una isla del lago Titicaca. Es por ello que lo vivido en esta parada de Paracas, Huacachina y Nazca, nos gustó más de lo esperado.



Booking.com

Tras la experiencia del Amazonas, tocaba volver a Lima y seguir con el plan. Llegábamos tarde a Lima, donde repetimos en el Ife Boutique y salíamos pronto por la mañana mediante PeruHop, una ruta en bus personalizable de la que acabaré hablando en profundidad en el post final de consejos. Tras dormir muy poco, nos plantamos delante del hotel a esperar al bus, que llegó bastante tarde por un accidente en la ciudad. Cuando logramos sentarnos en el bus, nos relajamos durante un rato hasta la primera parada en un pequeño merendero, donde desayunamos los panes típicos de la zona.IMG 20180820 WA0011 - Paracas, Huacachina y Nazca, segunda parada del viaje por Perú

Seguimos el viaje hasta Paracas, nos dan indicaciones de las excursiones que teníamos pensado hacer y nos acomodamos en KokoPelli Parakas, un hostal que es más un hotel sin ducha, 100% recomendado. Comida y tarde relajada, entre el cansancio acumulado y día de nubes que hacía, vimos algo el centro de Paracas y nos quedamos en el hotel de relax. Poco más para este día en Paracas, poco que ver y poco cuerpo para ello, así que a dormir pronto que al día siguiente volvíamos a rodar.

Nos volvemos a levantar pronto, esta vez ya en Paracas, para irnos a coger un ferry que nos acercaría hasta Islas Ballestas. Buena excursión a dichas islas, que son un paraíso para muchísimas aves que ahí viven. Lo más gracioso, y a destacar, se podría resumir en unos pingüinos que pudimos grabar mientras se tiraban al océano para pescar, unos leones marinos que jugaban mientras estaban tumbados sobre unas rocas y la cantidad infinita de aves que daban color a las islas. Interesante visita, sin duda.

IMG 20180820 WA0013 - Paracas, Huacachina y Nazca, segunda parada del viaje por Perú

Una vez concluida la visita a Islas Ballestas, cargamos todo el equipaje al bus de PeruHop y partimos dirección la reserva nacional de Paracas. Una enorme reserva desértica con playas de arena roja infinitas y donde también hay algunas líneas parecidas a las de Nazca. Una parada algo rápida, con tres puntos de parada y a golpe de pito, pero debíamos partir hacia Huacachina y ya veníamos con algo de tiempo perdido. Lo dicho, bonito pero muy exprés, quizás visto con más calma hubiera valido más la pena.

IMG 20180822 WA0003 - Paracas, Huacachina y Nazca, segunda parada del viaje por Perú

Llegamos al oasis de Huacachina a las 15h, tarde para comer, pero dentro del horario. Dejamos las cosas en el hostal, única habitación que compartimos en todo el viaje, para ir a comer la pizza más grande que he probado. Comemos lo que podemos y nos disponemos a subir a la duna más alta para ver la puesta de sol desde ahí. Parece que está cerca, pero no lo está, parece que llegaremos en un momento, pero no es así, parece que no nos vamos a cansar, pero lo hacemos. Eso sí, vale completamente la pena ya que la puesta de sol fue brutal. Rodeado de dunas y con el oasis a la espalda, vimos esconderse el sol entre el resto de dunas y, al concluir, bajamos la duna dando saltos y disfrutando como enanos.IMG 20180820 WA0006 - Paracas, Huacachina y Nazca, segunda parada del viaje por Perú

Llegamos al hostal con arena hasta en los oídos y nos disponemos a ir a una cena montada por PeruHop. Ambiente bastante distante, hablamos algo con alguno de ellos, italianos, coreana y colombiana, pero tras hacer alguna copa nos vamos a dormir pronto. Mañana, de manera gratuita y solo por hacer la reserva en el hostal donde estamos, tenemos una salida en buggy.

Nos despertamos, desayunamos en el hostal y nos disponemos a la excursión en buggy. No sabemos nada de ella por lo que nos sentamos a esperar a ver de que trata. Damos unas vueltas por las dunas, a más o menos velocidad, según le apetecía al conductor. Tras bajar un par de dunas altas con el coche, se sube a una tercera y empieza a sacar tablas de snowboard. Con ellas hacemos el tonto unas cuantas veces, nos volvemos a llenar de arena y disfrutamos revolcándonos cuando no controlábamos.

IMG 20180821 WA0027 - Paracas, Huacachina y Nazca, segunda parada del viaje por Perú

Tras la salida con el buggy, es fiesta patria y no sabemos si el bus de PeruHop podrá entrar a una Huacachina más que masificada por dicha fiesta. Estas dudas vienen propuestas por un mail la noche anterior donde se comentaba que quizás teníamos que ir fuera del oasis para poder coger el bus. Nos duchamos rápido y nos vamos a la salida del oasis para que nos pueda recoger el bus. Tras un malentendido con PeruHop y unas cuantas llamadas, nos quedamos en tierra y nos toca ir por nuestra cuenta a Ica, donde están haciendo una parada para probar Piscos.

Pedimos un taxi, no tenemos efectivo, intentamos ir a dos cajeros en los que no hay soles para sacar por el cajero, en un tercer cajero logramos sacar la carrera y algo de propina para la paciencia del taxista. Llegamos al lugar y aún podemos hacer una cata de diferentes piscos antes de partir a Arequipa, pasando por Nazca.

Subimos al bus de PeruHop, esta vez si, solo hay dos sitios en la parte de abajo del bus de dos plantas para este viaje. Asientos grandes, con reposa pies y gran sistema para reclinarse, además de una buena manta por si hace frío. De camino a Arequipa y como no queríamos pagar por la avioneta, hicimos una parada en una garita a la que subías unos metros y podías ver alguna línea de Nazca, juzguen ustedes mismos.

IMG 20180820 WA0001 - Paracas, Huacachina y Nazca, segunda parada del viaje por Perú

Tras la parada en dicha garita, unos kilómetros más para llegar a Nazca y seguir con nuestra ruta hasta Arequipa. Eso ya será en otro post, ya que toca poner punto y final a esta etapa 2: Paracas, Huacachina y Nasca. Que pese a que tenía un gran competidor si lo comparábamos con la primera semana en el Amazonas, nos ha dejado unos preciosos paisajes dignos de ser recordados en este post. Paracas, Huacachina y Nasca, quizás no fue la mejor, pero tampoco te deja indiferente. Simplemente recordar que podeis consultar todo el itinerario en Perú en 3 semanas, una ruta completa para ver buena parte del país, donde iré enlazando cada post por etapa. Un saludo y hasta la próxima etapa: Arequipa y el Cañón del Colca.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*