Dos Cataluñas, la ventana de Netflix para observar el “procés”

Dos Cataluñas, el documental estrenado el viernes pasado en Netflix, explica a nivel mundial todo lo ocurrido durante los últimos meses entorno al mal llamado “problema catalán”

Dos Cataluñas es un documental de Netflix estrenado el pasado 28 de setiembre, que expone los hechos acontecidos alrededor de Cataluña durante los últimos meses. Un documental que, por lo menos para mi gusto, ha sido muy poco partidista y se ha basado en ser explicativo. Presentar las cartas a los televidentes, para que puedan hacerse una idea de lo que ocurre en Cataluña, de una manera bastante objetiva según mi interpretación.

Los más antiguos del lugar ya sabréis que no es la primera vez que hablo de: El mal llamado “problema catalán”. Pese a ello, hace ya un tiempo que Pello’s World tomó un rumbo más encarado al entretenimiento y dejó este tipo de posts de opinión. Pero como justamente con Dos Cataluñas se mezcla el entretenimiento y el conflicto que existe en mi tierra, he querido hacer un post explicativo de lo que os podréis encontrar en él, reflexionar al respecto y dar mi opinión a modo de conclusión. Pasemos pues a analizar: Dos Cataluñas.

Dos Cataluñas es un documental que me gusta en general, porqué no intenta posicionarte en ninguno de los dos bandos y simplemente intenta exponer el conflicto o encrucijada en el que se encuentra Cataluña y España desde hace unos años. Este punto lo considero muy importante, ya que está colgado en Netflix y eso implica que se está ofreciendo “una ventana para observar el procés” a todos los países donde la plataforma está presente. Si tuviera que poner un pero en lo que implica a la estructura del documental, sería al orden cronológico que ha cogido.

Dos Cataluñas va saltando de atrás hacia delante y de delante hacía atrás en el tiempo. Puede ser un muy buen recurso para explicar las consecuencias o los motivos de algunos actos, lo puedo ver bien, pero creo que abusa de dicho recurso y más si tenemos en cuenta a quien va dirigido este documental. Yo, que vivo aquí y suelo estar informado del día a día de la política de mi país, no tuve ningún problema en identificar estos saltos y comprender el relato, pero me ponía en la piel de un espectador más exterior y puede llegar a hacerse más lioso y perder interés por falta de entendimiento.

En cuanto al nivel del documental en sí, me ha gustado muchísimo. Se ponen imágenes de ambos bandos, se entrevistan a muchos protagonistas, no solo políticos, también a los periodistas más relevantes o que más conocen del asunto. Además, se da importancia al camino de como se llegó a esta situación, hecho que también se intenta explicar desde diferentes puntos de vista. Si a eso le sumamos imágenes inéditas o que se salen de las típicas que ya hemos visto 1000 veces por televisión, hacen de Dos Cataluñas un muy buen documental.

Para acabar este post me gustaría dar mi opinión al respecto. Mi posición en este conflicto es la que se suele llamar: equidistantes. Una palabra que no me gusta nada, ni que me define, y que deja muy claro lo cegados que están los de cada bando, repitiendo consignas y argumentarios que leen en su TL. Por ello creo que disfruté y me gustó Dos Cataluñas, me senté a escuchar el relato y no echar en falta el argumentario de mi bando o negar todos los argumentos de aquel que no piensa como yo.

De esta manera, os aconsejo que os sentéis a ver Dos Cataluñas, y si tenéis pensado verla con la camiseta de tu equipo, lo pasarás mal cada vez que abra la boca tu rival político. Sea como sea, muy contento de que Netflix haya decidido estrenar este Dos Cataluñas a nivel mundial. Creo que es un documental imparcial que, menos el aspecto del orden en el relato, es perfecto a la hora de aclarar a los agentes externos lo que ha ocurrido en Cataluña en los últimos años. Una lástima que no sea resolutivo, que no plantee una posible solución o un siguiente paso que pueda acercar a estas Dos Cataluñas. Pero si no lo hacen los políticos, ¿se lo voy a exigir a Netflix?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*