River campeón en una linda fiesta de fútbol

River campeón de una final eterna. Los Millonarios empataron el partido con una muy buena jugada de paredes y supieron jugar con un jugador más durante buena parte de la prórroga. Quintero decantó la final.

River campeón de la Copa Libertadores 2018. Tras 120 minutos de fútbol en el Santiago Bernabéu, 15 días después de la fecha en la que estaba programada la vuelta de la final de la Copa Libertadores 2018 y a 10.0000 km de donde se debería haber jugado, River logró campeonar. Pero ya sabéis que aquí no vais a encontrar salseo o prensa rosa, por lo que ahora toca desgranar, futbolísticamente hablando, lo que fue esta gran final de la Copa Libertadores 2018 que se disputó ayer en Madrid .

Si la semana pasada hablamos de la Superfinal de la vergüenza, ayer todos teníamos ganas de ver este partido. Algunos adelantamos la vuelta del puente, entre otras cosas, para asegurarse poder estar frente a la tele a las 20.30h. Y por lo que yo esperaba, no me defraudó. Se vio lo que se debería de ver, un partido de fútbol, lleno de tensión y emoción por la importancia del partido, además de dos aficiones compartiendo grada sin incidentes de ningún tipo, ¡así si! Pasemos a analizar lo que pasó estrictamente en el terreno de juego.

“Debo confesar que yo, si me tengo que posicionar en la eterna lucha de River vs Boca, me decanto por Boca. Tengo un tío argentino que es seguidor xeneize y siempre que viene la albiceleste o Boca a jugar a Barcelona , intentamos ir al estadio con la afición visitante. De hecho, en el trofeo Joan Gamper de 2003 fuimos al hotel de concentración y pudimos compartir paseo con Bianchi, Tevez, Schelotto, Burdisso, Rodriguez y el gran Pato Abbondanzzieri.”  

El partido empezó algo trabado, ninguno de los dos logró empezar dominando el partido. Quizás por estar fuera de competición (han jugado pocos partidos entre el partido de ida y este) quizás por el estado del terreno del Bernabéu (más corto y rápido que el sudamericano) o simplemente por la tensión de la final (algo normal en este tipo de partidos), pero los primeros minutos no fueron un derroche de práctica futbolística.

Poco a poco y con el paso de los minutos, primero Boca y después River intenta hacer posesiones más largas, pero sin conseguir llegar a causar peligro en la portería rival. Un peligro que solo llegaba con balones parados, faltas laterales y saques de esquina, que se defendían dentro del área y provocaba que cualquier rebote pudiera ser una ocasión de peligro.

Pero tras perdonar River en un error de Boca en la salida de balón, el conjunto xeneize filtra un pase entre centrales a Benedetto, que, tras un buen regate, acaba batiendo a Armani y adelanta a Boca, para jolgorio de la parte de la grada azul y oro. 1 a 0 para Boca en los minutos finales de la primera parte.

gol benedetto video final copa libertadores boca vsriver - River campeón en una linda fiesta de fútbol

La segunda parte cambió la tendencia del partido, Boca dio un pasito para atrás y River salió más enchufado. Sin llegar a crear grandísimas ocasiones de peligro, se fue haciendo algo más dueño del balón y del ritmo del partido, algo normal, ya que se encontraban por detrás en la gran final. Llegando al minuto 70 y con una gran jugada de toque por banda derecha, Lucas Pratto consigue empatar la final, para locura de las gradas blanquirojas.

A partir de ahí, del gol del empate de River, se murió la segunda parte. Los dos empezaron a controlarse de reojo, con un pacto de no agresión hasta llegar a la prórroga. Eso si, lo que se iba a venir en la prórroga, no iba a dejar indiferente a nadie.

Wílmar Barrios es expulsado de manera justa por segunda amarilla nada más empezar. A partir de ahí, Boca se encierra y espera llegar a los penaltis. River empieza su “taquigol” particular y consigue generar ocasiones de peligro con chutes lejanos de Quintero, por ejemplo. Fue en la segunda parte de la prórroga, nada más empezar, que Quintero aprovecha un balón en la frontal para hundirla, batir a Andrada y acercar a ese River campeón.

1544352243 295883 1544394389 noticia normal - River campeón en una linda fiesta de fútbol

Tras el gol, el partido se acaba de romper. Boca se vuelca con más corazón que cabeza, con uno menos, con buena parte de sus jugadores con calambres y colgando balones a Wanchope, que lo bajaba todo. River, por su parte, también jugaba con el corazón en la boca. Salían a la contra, con superioridad numérica y con rivales con los gemelos en la nuca, erraban en los pases o se precipitaban disparando a puerta.

En esta locura, con Andrada subiendo a los saques de esquina a 6 minutos del final, con el pobre Gago cayendo lesionado de nuevo de su rodilla, con Boca con 9, en la segunda jugada de un saque de esquina y con el tiempo cumplido, Leonardo Jara estrella el balón en el palo, lo que podría haber sido el empate. Pero en el siguiente saque de esquina y con todo Boca volcado en el área rival, River logra hacerse con la segunda jugada y sale a la contra frente a una portería sin portero. 3 a 1 y River campeón, justo campeón.

Y aquí acabó una final que sin duda pasará a la historia. Una final que sabemos que todos encontrarán peros, los de Boca diciendo que no se debería haber jugado y los de River pensando que se jugó de manera injusta, ya que no se jugó la vuelta en el Monumental. Por mi parte, pese a no estar de acuerdo con que se jugara en el Bernabéu y fuera de América, han sido las condiciones que ha habido y darle vueltas a ello no creo que lleve a nada. Podríamos hablar del tema de los peajes en Argentina para compensar a Florentino por llevarse la final a casa. Pero quería dejar este post en lo meramente futbolístico, hablando de un River campeón, ya que ya hablamos suficiente de la sociedad en el post de la semana pasada, la Superfinal de la vergüenza.

Así que sin más dilación me despido, felicitando a un River campeón y aplaudiendo levantado en mi butaca a Boca. No se dieron por vencido ni un momento, nos regalaron una final bonita, a diferentes velocidades según el momento del partido, pero con una prórroga para enmarcar. Eso si, esperemos que sea la última que se dispute fuera de Sudamérica.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*