Otro día en la oficina…

Otro domingo por la tarde en Cabrils en la que se vuelven a repetir rutinas como si del día de la marmota se tratase. Cuatro gatos que llegamos tarde, sin apenas cambios aún jugando en casa, improvisando onces con la gente que somos y sin ningún objetivo en la clasificación. En estas condiciones tocaba encarar Seguir leyendo